Imperial Tobacco expresó hoy su satisfacción por la decisión de la junta general de la hispaño-francesa de eliminar la limitación del número de votos que cada accionista puede emitir, al tiempo que reafirmó su previsión de hacerse con el control de la tabaquera hispano francesa. "Estamos muy satisfechos de la eliminación de los blindajes estatutarios, ya que ahora nuestra propuesta de compra sólo está condicionada a la aceptación del 80% del capital de Altadis", dijo un portavoz de la empresa británica desde Londres. Los accionistas de Altadis respaldaron este punto del orden del día con el 89,2% del capital presente y representado. La asamblea contó con la asistencia de accionistas representativos del 83,4% del capital, equivalente a 210,4 millones de títulos