El impasse en el banco central argentino "es sintomático de los problemas más generalizados en la economía, esto es, el colapso de los ingresos que se produjo por una profunda recesión y la caída de los precios de los bienes básicos desde mediados de 2008", señala Neil Shearing, economista de mercados emergentes de Capital Economics Ltd en Londres. "Al menos, los eventos de hoy sirven de recordatorio de los graves riesgos políticos que aún enfrentan los inversionistas en Argentina y del hecho de que (como hemos señalado antes) es improbable que el previsto regreso del Gobierno a los mercados internacionales de deuda no presente sobresaltos", sostiene.(