El selectivo Ibex-35 va hoy camino de encadenar siete días consecutivos de subidas, algo que no pasaba desde septiembre de 2005, gracias, según los expertos, al sector financiero y a "cierto optimismo generalizado" derivado de unos datos macroeconómicos mundiales un poco menos negativos. La bolsa española es, además, la única plaza europea que mantiene una evolución tan positiva y que ha logrado subir más de un 13% en siete días.