“Hace un año fue tremendo”, afirma un experto bursátil. Y lo fue ciertamente. Las comparaciones no siempre son odiosas y el Ibex 35, de romper efectivamente resistencias, podría embarcarse en un viaje de 800 puntos al alza como ya hiciera en la temporada estival pasada. Pero, cuidado, porque el trayecto será rápido, no más de una semana si se repite el patrón. Eso sí, ¿realmente se ha disipado la incertidumbre de la zona euro, incluida nuestra economía? Eso son picos de actitud y lo demás, exageraciones.

El selectivo nacional se ha dejado llevar por la iliquidez más absoluta y eso, a pesar, de que el año pasado al cierre dos valores, Santander y Telefónica, se encontraban como dos de los títulos más líquidos de toda Europa, según el informe anual publicado por Bolsas y Mercados Españoles (BME). “La subida del Ibex35 hasta los 7.200 puntos – con un volumen mínimo- le ha frenado y eso se refleja en la evolución del índice”, afirma Ignacio Cantos, de Atlas Capital. Experto que preveía una semana tranquila, en todo caso, debido a la falta de datos de relevancia en los mercados.

La cuestión es que el Ibex 35 lo está intentando y lo lleva haciendo ya un par de semanas, pero no está sólo en su camino al éxito.“El Eurostoxx va hacia su siguiente nivel de resistencia en los 2450 puntos”, asegura Eduardo Vicho, jefe de Análisis de M&M Capital Markets.

Sin embargo, y a pesar de sus intentos, probablemente será un esfuerzo en vano puesto que, en opinión del experto, “el recorrido a corto plazo es bastante limitado” a lo que hay que añadir el escaso volumen de negocio que no ayuda precisamente a superar resistencias.

Hay que tener en cuenta que, a pesar de que parece haber desaparecido de las portadas de los medios de comunicación, Grecia sigue estando presente y desastibilizando las finanzas comunitarias. “No es un tema acabado”, reconoce Mario Lodos, analista del Grupo Banco Sabadell, “siempre sigue motivando noticias diarias que tienen mucha importancia y es razonable que sea así con su posible salida del euro”.


Volumen, es el problema…
“Viendo los volumenes que se están negociando, es evidente que no hay ningún interés comprador ni para sostener la tendencia”. Son palabras de Alberto Roldán, director de Análisis de Inverseguros, en las que se refiere a la primera regla de todo buen trader: falta fuerza porque falta negocio y así no hay manera de avanzar. El tostón de la sesión del miércoles dejó claro que el Ibex 35 es un índice sin ganas porque son cantidades absolutamente irrisorias.

“Cuando hablamos de un mercado que negocia en torno a 1.000 millones de euros se demuestra que no hay ningún interés comprador, no hay interés por sostener la tendencia y lo único que hemos hecho ha sido recuperar el miedo y el pánico”, asegura el experto.

¿El mes de agosto está concediendo, por tanto, un respiro? Eso parece, según Roldán. “Será realmente el mes que nos permita dirimir hacia dónde vamos” y sinceramente, no se sabe que es más aterrador porque están todavía por desvelarse las auditorías a los bancos, la solución a Bankia desde Bruselas y la posible petición pública de ayuda a la eurozona (lo que para los que optan por evitar los eufemios: rescate soberano).

En todo caso, el analista reconoce que “lo peor” ya se ha visto en el Ibex 35, aunque renocone que no hay “prisa” por “entrar en renta variable”. “La cosa no está tan mal y me hace falta algo más para justificar la vuelta a los 6.000 puntos”.


…aunque todavía quedan toros en el mercado
¿Qué sucedió el año pasado por estas fechas? “Fue tremendo”, aquello que fuera, según Joan Cabrero, analista de Bolságora. El 10 de agosto de 2011 el Ibex 35 cotizaba por encima de los 7.900 puntos, rompió al alza 8.000 y se fue directo hasta los 8.700 enteros en tan sólo 7 días. Eso fue exactamente.

Hoy en día, los 7.200 puntos “son un nivel muy importante” que de ser rotos al alza “las subidas estarán garantizadas”, afirma el analista.

IBEX 35 histórico  (FUENTE: YAHOO FINANCE)


Miguel Méndez, director de Big Deal Capital, refuerza esta teoría al alza al observar en el gráfico “una figura muy interesante” tras la superación de los 7.200 puntos que “se correlaciona con los 13.200 puntos del Dow Jones o los 7.000 puntos del DAX”.

El analista establece una “proyección” hasta los 8.200 enteros basada en parte “en la teoría de la opinión contraria”. Ya se sabe que tanto pesimismo…ayuda a las subidas.

Detrás del rebote estarán los grandes como “Inditex, Telefónica, BBVA y Banco Santander”, afirma Méndez. Lo importante es, según el experto, que el selectivo nacional supere “la línea de tendencia bajista que pasa por la zona de 7.500 puntos” y “mientras aguante la zona” de 6.943 puntos “por donde pasa la línea de tendencia alcista, no cerraremos posiciones largas y apostamos por un objetivo de 8.200 puntos”.