El selectivo español ha quitado el freno de mano y cae cuesta abajo a toda velocidad. Tras abrir con una subida superior al punto porcentual, el espejismo de los avances se ha esfumado de un plumazo. Pierde más de 200 puntos en una hora e, incluso pone en juego el soporte de los 7.500 pero, ¿dónde podríamos encontrar el suelo del Ibex 35?, ¿con qué nivel se correspondería en BBVA y Santander?


Después de abrir con intenciones de superar los 7.800 puntos, el Ibex 35 lucha por no perder los 7.500. Cede un 0,90% hasta los 7.571 puntos. De hecho, Alberto Iturralde, analista independiente y responsable de Díasdebolsa.com, cree que “los 7.500 puntos servirán de soporte temporal, pero no de parada de la caída”.

Más abajo, no sería descabellado encontrar “el soporte intradía en los 7.400-7.450 puntos", indica Javier Sánchez Rojas, director de Trading de RBBolsa.

Si bien, ahí no estaría la meta. El selectivo español amenaza con irse más abajo si no encuentra soporte en los índices americanos. De ver desparramarse Wall Street, “en los próximos meses el Ibex 35 podría visitar los 6.800 puntos, rondando los mínimos de marzo de 2009”, según Sánchez Rojas. A esto hay que unirle que los mercados internacionales están movidos por los hilos del miedo a una quiebra griega, algo que se acentúo desde ayer al reconocer el gobierno heleno que no tiene dinero para pagar sueldos y pensiones más allá de octubre si no se desbloquea otro tramo del fondo de rescate.

Los mínimos que marcó el índice nacional en el comienzo de la crisis se corresponderían con una caída desde niveles actuales del 11%. Si pensamos que en una semana ya ha perdido cerca de un 5% y en lo que va de año un 24%, ¿podrá sostenerse el mercado? "la bolsa lo tendrá difícil hasta que no veamos una solución para estos problemas de la eurozona”, dice Nicolás López, director de análisis de M&G Valores.

Y qué pasaría con los grandes bancos…
Este suelo del Ibex 35 “se correspondería con niveles de 4,50-4,60 euros en BBVA y Banco Santander”, según el experto de RBBolsa. Esto supondría un descenso del 17% desde niveles actuales en la entidad de Botín y de un 14% en la de Francisco González. No es descabellado pensar en un descenso así pues, en una semana, Santander pierde un 7,47% y BBVA un 9%.

Para tomar posiciones alcistas en dichos bancos de forma general deben darse dos condiciones simultáneas, dice Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse: “1-Ver a un S&P500 en torno a los 985 puntos , lo que indicaría que el recorrido a la baja podría ser muy reducido y 2.- Que se formen un movimiento lateral en zona de mínimos en esos valores. Sin que se cumplan dichas condiciones no me aventuraría a tomar posiciones compradoras. Metafóricamente ahora mismo estamos en un momento donde el cuchillo está cayendo muy deprisa y meter la mano podría ser peligroso porque podríamos cortarnos. Tenemos que esperar a ver que la caída del cuchillo finaliza (movimiento lateral) y que el resto de cuchillos (S&P500) da síntomas de que podría dejar de caer”.