Los analistas de Ibersecurities consideran que las caídas de Telefónica en Bolsa, que ha bajado un 21,3% en 2008, no se deben sólo al estado de los mercados, sino "también a una visión negativa" muy a corto plazo de los inversores, que no consideran sus buenas perspectivas a largo plazo. Desde esta sociedad de valores se destaca en un informe que el retroceso del 25% de Telefónica en el parqué desde los precios alcanzados en noviembre del pasado año, cuando anunció sus objetivos 2008, ha sido excesivo. Según Ibersecurities, existen "miedos" en el mercado con respecto a posibles movimientos corporativos, la evolución del marco regulatorio en Europa, y la posibilidad de que suponga una reducción de tarifas, y que la empresa mantenga "objetivos ambiciosos" en un escenarios de "degradación de la economía mundial".