En los nueve primeros meses del año Iberpapel obtuvo un beneficio neto de 16,54 millones, lo que representa un incremento del 252% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior
A cierre de septiembre, el resultado bruto de explotación (Ebitda) de Iberpapel se situó en 30,8 millones, lo que supone una mejora de un 91,8% con respecto a 2009.

La papelera justificó esta cifra por la buena evolución de los precios del papel de impresión y escritura, sobre todo en el segundo trimestre del año, así como en su política de reducción de costes y en el programa de eficiencia energética, lo que ha permitido al grupo mejorar sus márgenes operativos.

Iberpapel hoy se apuntó un avance del 2,59% hasta los 13,49 euros.