Ibermática alcanzó una facturación de 242 millones de euros en 2009, lo que supone un crecimiento del 28% en los últimos tres años, y espera cerrar 2012 con un volumen de negocio de 260 millones de euros sin tener en cuenta las adquisiciones, informó hoy la compañía. La firma, que anunció un nuevo plan estratégico para el próximo trienio (2010-2012) en el que espera obtener un beneficio acumulado de 20 millones de euros, indicó que en 2009 alcanzó un beneficio antes de impuesto de 6,8 millones de euros y cerró el ejercicio con una plantilla de 3.140 profesionales, lo que supone un crecimiento del 25% en los últimos tres años.