Iberia redujo la ocupación de sus vuelos en 2009 en 0,2 puntos porcentuales en comparación con el ejercicio anterior, hasta alcanzar el 79,8%, con un descenso de 1,8 puntos en las rutas de largo radio, hasta el 83,4%. La aerolínea, que no especifica el número de pasajeros transportados, registró no obstante un aumento de la ocupación en las rutas domésticas hasta el 71,7%, 0,4 puntos porcentuales más con respecto a 2008, mientras que en los vuelos de medio radio la cifra ascendió 2,5 puntos porcentuales, hasta alcanzar el 75,6%.