Iberia ha reducido su oferta un 20,3% en el Puente Aéreo entre Madrid y Barcelona por la llegada de la alta velocidad entre ambas ciudades desde el pasado 20 de febrero, ha señalado hoy la empresa en la presentación de sus resultados correspondientes al primer semestre del año. Esta capacidad ha sido reducida sin modificar el número de frecuencias, empleando aviones de menor tamaño, algo que fue anunciado por el presidente de la línea aérea, Fernando Conte, en el momento de la inauguración de ese nuevo trayecto ferroviario. Asimismo, la puesta en marcha del AVE entre Madrid y Málaga también ha afectado en una cifra semejante a los vuelos de Iberia a la ciudad andaluza.