El consejo de Iberia ha acordado solicitar al fondo estadounidense Texas Pacific Group (TPG) que concrete más sus planes sobre la compañía para poder facilitarle la información financiera y legal que solicita, informaron fuentes de Iberia.
Iberia ha preferido no tomar ninguna decisión sobre la oferta en la reunión del consejo de hoy y ha solicitado al fondo que concrete "con qué socios españoles" iría acompañado, y si dentro de su propuesta figura "alguna aerolínea". Por lo tanto, la aerolínea no abrirá sus cuentas --información corporativa, contable, fiscal y legal-- al fondo hasta que éste no detalle su oferta. Una vez Texas Pacific Group facilite la información que Iberia le exige, la aerolínea decidirá entonces si abre sus libros para que TPG pueda estudiar lanzar una OPA, que según comunicó en su momento a la CNMV, sería sobre el 100% de la aerolínea a un precio indicativo de 3,60 euros en efectivo por acción, lo que supondría valorar la compañía en unos 3.413,03 millones de euros. En el caso de que Iberia reciba la propuesta ampliada de TPG y decida entregar la información solicitada, el fondo realizaría el análisis de la misma en un plazo de 20 a 30 días hábiles a contar desde la fecha en la que tenga acceso a dicha información y, en su caso, a lanzar una OPA en un plazo máximo adicional de diez días hábiles. Con la decisión del consejo de hoy, Iberia gana tiempo para que otras compañías que puedan estar interesadas en adquirir parte o la totalidad de la española muevan ficha. El 'núcleo duro' de Iberia ya reconoció que la oferta era baja y que esperarían un aumento de la misma por encima de la actual cotización de los títulos de la aerolínea, que supera los cuatro euros. Los socios españoles de Iberia (Caja Madrid, BBVA, El Corte Inglés y Logista) estarían receptivos a escuchar ofertas tanto de este fondo como de otros inversores, incluidas otras aerolíneas, que supusieran una prima significativa sobre la actual cotización de la compañía. Por su parte, British Airways está pendiente de las conclusiones del informe de UBS para decidir qué hacer con la participación del 10% que posee en la española. El objetivo de la compañía británica es utilizar su participación en Iberia de forma que redunde en los intereses de sus accionistas. British sería la más beneficiada si prosperase una oferta como la que estudia Texas Pacific Group, a 3,6 euros, a pesar de que los analistas consideran que es baja. Con el 10% del capital de Iberia triplicaría los 108,63 millones invertidos en la aerolínea, con lo que ingresaría 328,64 millones de euros y obtendría unas plusvalías de 220 millones de euros.