En la rueda de prensa previa a la junta de accionistas de Iberia, el presidente de aerolínea, Fernando Conte, ha dejado claro que de momento “Iberia no tiene ningún novio”. A pesar del "baile" de aproximaciones y especulaciones de varias ofertas sobre la compañía, Conte no ha descartado que sea la propia aerolínea la que "salga de compras". Eso sí, siempre que se cree valor para el accionista.
Conte ha sido contundente, "no hay ninguna propuesta en firme pero cuando la haya se comunicará a la CNMV" y apunta que todo el accionariado de la compañía está escuchano el interés que han mostrado por ella. Otro aspecto en el que ha insistido el presidente de la aerolínea es en que cualquier propuesta de OPA tendrá que ir “revestida con un control español”. Conte tampoco descarta que sea la propia aerolínea la que lance una oferta, “estamos atentos a la evolución del mercado, tenemos capacidad de compra, y estamos mirando e Europa y Centro América” y añade que no harán nada que no cree valor para sus accionistas. El perfil de la compañía que puede interesar a Iberia tiene que trabajar en su mismo mercado y ser complementaria a la aerolínea. Otro tipo de compañía en la se pueden fijar es en aquella que refuerce “nuestro posicionamiento de distribución de largo recorrido”. El presidente de Iberia ha expuesto cuál es la situación actual de la compañía. Asegura que “hemos cerrado 2006 con unos beneficios de explotación de 122 millones de euros, un 4,6% más” y añade que la compañía está en una posición privilegiada en Europa, donde quieren seguir ampliando su liderazgo, al igual que en Centro América.