La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha acordado eximir a Iberia de presentar una Oferta Pública de Adquisición (OPA) sobre Vueling, a pesar de que la aerolínea superará el 30% de la compañía que nacerá de la fusión con Clickair. Teniendo en cuenta la legislación sobre OPAs, al superar el umbral del 30% de derechos de voto, la compañía aérea estaría obligada a presentar una oferta pública de adquisición sobre la totalidad del capital.
No obstante, la CNMV estima que la aerolínea presidida por Fernando Conte "ha acreditado que concurren las circunstancias recogidas en el artículo 8 g) del Real Decreto 1066/2007, de 27 de julio", lo que le permite quedar exenta de dicha obligación.

De esta manera, se cumple un requisito fundamental para el cierre de la operación, que se debería materializarse en las próximas semanas. En este sentido, Clickair y Vueling ya comenzaron a trabajar conjuntamente a nivel organizativo para, posteriormente, unificar "todo lo visible al cliente".

La aerolínea de bajo coste que se creará con la fusión estará participada en su mayoría por Iberia (45%), seguida de Inversiones Hemisferio --actual principal accionista de Vueling-- con un 15%, accionistas minoritarios como Nefinsa y aproximadamente un 20% de 'free float'.

La nueva Vueling tendrá resultados positivos a partir del presente ejercicio, y se prevé que facture alrededor de 800 millones de euros en 2010 y que obtenga un resultado neto de explotación (Ebit) de entre el 6% y el 8% de esta cifra, transportando a once millones de pasajeros.