El presidente de Iberia, Fernando Conte, dijo hoy que el traslado de la sede social de la compañía es "algo impensable", porque -añadió- siempre se ha dicho que en el caso de la fusión con British Airways (BA) cada aerolínea mantendría su propia sede social. Conte señaló, en la rueda de prensa de presentación de los resultados de 2008, que lo que sí puede existir en otro lugar diferente es una sociedad tenedora de acciones "tal y como se ha dicho otras veces que se crearía, con un conjunto paritario de ejecutivos de ambas compañías". El cambio de la sede de una compañía presenta, según el presidente de Iberia, "numerosos problemas", ya que cada país tiene su propia legislación laboral y fiscal, lo que no ocurriría con una sociedad tenedora de acciones que se crease con motivo de la fusión.