Iberia ha obtenido un beneficio neto consolidado de 223 millones de euros durante los primeros nueve meses del 2007, lo que supone un aumento del 236,3% frente a los 66,3 millones del mismo periodo del año anterior, según un comunicado remitido por la empresa a la CNMV. Los ingresos de explotación crecieron un 2,6% entre enero y septiembre, pasando de los 4.022 millones de euros del 2006 a los 4.125 del presente ejercicio. Los gastos de explotación descendieron un 0,8%, al pasara de los 3.948 millones de los primeros nueve meses del 2006, a los 3.916 del 2007.
El resultado bruto de explotación antes de alquileres (EBITDAR) - uno de los ratios más seguidos por los analistas - subió entre junio y septiembre un 18,9 por ciento hasta 305,97 millones de euros y frente a previsiones de un crecimiento del 10,6 por ciento. En datos acumulados, el EBITDAR creció un 21,5 por ciento a 699,9 millones de euros, frente a unas previsiones de los analistas de 675 millones de euros. El beneficio operativo EBIT aumentó a 209,2 millones de euros frente a 73,5 millones en el mismo periodo del año anterior. Los analistas consultados por Reuters esperaban de media un EBIT de 187 millones de euros. La aerolínea está siendo analizada por un consorcio liderado por el grupo estadounidense de capital riesgo Texas Pacific Group (TPG) para analizar la presentación de una oferta de la que ya existe un precio indicativo 3,60 euros por acción.