Iberia ha ganado 20,6 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un 72,4% menos que los 74,7 millones obtenidos en el mismo período del año anterior. En la semana posterior al anuncio de fusión con British Airways, Iberia ha anunciado un Ebitda de 32,3 millones de euros, un 38% menos que en los seis primeros meses de 2007. La aerolínea española obtuvo unos ingresos de 1.370 millones mientras que anuncia que los costes de combustible en el segundo trimestre crecieron un 49%, marcando los 404,6 millones de euros.
Iberia registró un beneficio neto consolidado de 20,7 millones de euros en el primer semestre de 2008, un 72,3% menos que los 74,8 millones de hace un año, pero por encima de los 16,3 millones de euros esperados por los analistas. En un comunicado a la CNMV, la aerolínea explica que el Ebitda (resultado antes de intereses, impuestos, amortizaciones y alquiler de flota) bajó un 34,2% a 259,3 millones, frente a una previsión de Reuters de 279,8 millones de euros. El resultado de explotación (ebit) mostró una pérdida de 32,2 millones de euros, frente a un beneficio de 69,9 millones de euros hace un año y una previsión de los analistas de una pérdida de 25,7 millones. El grupo señala que el resultado se vio afectado por el aumento del gasto del combustible, de 199,5 millones de euros, aunque este efecto se vio compensado en parte por un descenso del coste de explotación unitario del 6,2% en el primer semestre. Los ingresos de explotación aumentaron un 0,1% hasta 2.670 millones de euros, impactados negativamente por la depreciación del dólar. A finales de julio la aerolínea española y British Airways anunciaban que se encuentran en negociaciones de fusión ante las dificultades que atraviesa el sector por la presión de la competencia y el fuerte encarecimiento del petróleo.