'A muy corto plazo diría que no, ya que quedan muchas cuestiones pendientes', afirma Joaquin García-Romanillos de BPI. Entre los temas pendientes de resolver para una fusión, los analistas señalan como principal escollo las negociaciones sobre cielos abiertos con Estados Unidos y el cielo único europeo. En caso de una fusión entre la británica y la española, una de ellas perdería sus actuales acuerdos de conexión con el continente americano.