Iberia cerró la sesión de hoy con una caída del 0,25%, tras dos jornadas consecutivas de significativos repuntes, que situó el precio de sus acciones en 3,99 euros, al considerar el mercado que la propuesta de Texas, de 3,6 euros por título, es baja y que ninguna oferta a ese precio podría tener éxito, según los analistas consultados por Europa Press.
Iberia cerró la sesión de hoy con una caída del 0,25%, tras dos jornadas consecutivas de significativos repuntes, que situó el precio de sus acciones en 3,99 euros, al considerar el mercado que la propuesta de Texas, de 3,6 euros por título, es baja y que ninguna oferta a ese precio podría tener éxito, según los analistas consultados por Europa Press. La posible formulación de la OPA supondría valorar la compañía en unos 3.413,03 millones de euros. El consejo de administración de Iberia se reunirá en los próximos días con el objeto de deliberar y decidir sobre la solicitud recibida, pero los expertos consultados explicaron que no ven factible que salga "ninguna oferta" a este precio porque se sitúa por debajo del nivel que registraron ayer las acciones de la aerolínea. La compañía, que se revalorizó durante las jornadas del miércoles y el jueves un 5,54%, situó hoy el precio de sus acciones un 0,39 euros por encima de la posible oferta de Texas. No obstante, los títulos llegaron a alcanzar un precio máximo de 4,03 euros durante la sesión de hoy, y un 3,88 euros de mínimo, mientras que el volumen de negocio alcanzó los 82,6 millones de euros. Marían Fernández, de Inversis Banco, indicó que aunque finalmente no salga adelante esta oferta, es un "pistoletazo de salida" para que puedan aparecen otras. Además, las operaciones se plantean con un margen de maniobra, por lo que aunque se lance a 3,60 euros no debe tomarse este precio como referencia y las acciones no deben ajustarse a él, indicó. A su juicio, para que la oferta triunfe debe situarse por encima de los 4 euros y actualmente se sitúa en el entorno de los 3,97. Además, la valoración de Iberia es difícil, porque depende de varios factores, como el precio del combustible, los tipos de interés y el tipo de cambio euro/dólar. Para esta experta, la OPA debe ser amistosa, contar con el apoyo de la dirección y estar por encima de los 4 euros. En cualquier caso, su cotización dependerá de cómo evolucionen los acontecimientos, añadió. Los expertos de Selftrade coincidieron en destacar que el mercado no "termina de creerse" el valor real de la OPA, que servirá para que pueden surgir nuevos competidores. A su juicio, lo que se desconoce es si las nuevas ofertas se situarán por encima o por debajo de 4 euros, porque no se sabe hasta qué punto la valoración del mercado se ajusta a la valoración real. En su solicitud de información, Texas se compromete a realizar el análisis de la información requerida en un plazo de 20 a 30 días hábiles a contar desde la fecha en la que tenga acceso a dicha información y, en su caso, a lanzar una OPA en un plazo máximo adicional de diez días hábiles. Por su parte, Iberia precisó que esta aproximación no constituye "en ningún caso" una oferta por todo o parte del capital de Iberia, ni pretende crear ningún tipo de obligación legal o compromiso vinculante para el fondo de capital riesgo.