El presidente de Iberia Líneas Aéreas de España, Antonio Vázquez, se mostró el viernes "absolutamente convencido" de que la compañía no tendrá que usar su veto a la fusión con British Airways si ésta no resuelve satisfactoriamente el déficit de sus fondos de pensiones de más de 3.000 millones de dólares.  El preacuerdo al que llegaron ayer Iberia y BA sobre su fusión, que se materializará dentro de un año, incluye una cláusula que otorga a la española el derecho a resolver el contrato en caso de que BA no llegara a una solución "razonablemente satisfactoria" con los administradores de sus fondos de pensiones.