Iberia afronta el primer día de huelga de una semana tras romperse las negociaciones entre la compañía y el sindicato que los auna (SEPLA), después de que la compañía no aceptara su última propuesta para garantizar los puestos de trabajo en la creación de la nueva compañía de bajo coste.
Iberia afronta el primer día de huelga de una semana tras romperse las negociaciones entre la compañía y el sindicato que los auna (SEPLA), después de que la compañía no aceptara su última propuesta para garantizar los puestos de trabajo en la creación de la nueva compañía de bajo coste.