Iberdrola ha solicitado de nuevo a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) que limite los derechos de voto de ACS, que controla un 12,7% de la eléctrica, al considerar que las últimas declaraciones de la constructora ponen de manifiesto su condición de competidor en el sector energético. El motivo para esta nueva iniciativa de la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán ha sido las declaraciones del presidente de ACS, Florentino Pérez, quien en la Junta de Accionistas se mostró dispuesto a apoyar una fusión entre Iberdrola y Gas Natural a cambio de activos de la empresa resultante que sumaría a su participada Unión Fenosa .