Iberdrola ha acordado la venta del 51% de su filial chilena de aguas Empresa de Servicios Sanitarios de Los Lagos (ESSAL) por 103,3 millones de euros a la compañía Aguas Andinas, filial de la española Aguas de Barcelona (Agbar. La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán, que llegó a un principio de acuerdo con Aguas Andinas a finales del pasado mes de marzo, se desprende así de todas las participaciones que tenía en el negocio del agua.