Los expertos de Carax se preguntan si aún queda potencial en el sector eléctrico europeo, uno de los más destacados en la bolsa en lo que va de año.

En su último informe a clientes, los analistas destacan que aunque la industria eléctrica comenzó el año sin mucho aliciente para los inversores, ha sorprendido con su evolución. Afirman que “es cierto que no tenía los argumentos a favor (las alemanas lidiando con el Gobierno del país para saber cuánto les tocaba aportar a cada una para llevar a cabo el desmantelamiento nuclear, las francesas con su elevada deuda y con apenas exposición a energías renovables, las británicas asustadas por el intervencionismo del Gobierno en su política de precios, etc.) algo que, a priori, lo hacía poco atractivo a la hora de entrar. Pero los buenos resultados que han ido publicando en los últimos trimestres han confirmado una notable mejora a nivel operativo”.

 Señalan que tras el buen comportamiento también ha estado la evolución de su negocio y su intento por cambiar cuanto antes su mix de generación y llevarlo hacia alternativas menos contaminantes. Algo que “ha despertado una intensa actividad corporativa”, señalan en Carax. 

Este objetivo es lo que ha llevado a muchas de ellas a poner en marcha numerosos planes de desinversión para desprenderse de todo lo que tuviera relación con nuclear o carbón y emplearlo o bien para reducir deuda, o bien para adquirir nuevos jugadores en el campo de renovables.  “Por eso, hoy nos preguntamos si, a pesar de la fuerte subida vivida en los últimos meses (+7,47% desde principio de año) aún existen oportunidades en los que entrar o, por el contrario, llegamos ya algo tarde y lo más recomendable es esperar a un mejor momento de mercado”, dicen en la firma.

Para ello han seleccionado a las 28 utilities del Stoxx600 y le han aplicado una serie de cribas para saber cuáles todavía pueden representar una oportunidad. El primer criterio es cuál es el consenso de los analistas. Puntuamos con 5 a las que tengan la recomendación en comprar, 3 a las de mantener y 1 a las de vender.  Quizá le interese ver: "Especial dividendos y crecimiento"

Sólo pasan el filtro las que tienen un mínimo de 3,8 puntos, en este caso solo ocho empresas. Posteriormente se fijan en la rentabilidad por dividendo, “uno de los ratios más interesantes para muchos inversores del sector gracias a la recurrencia y estabilidad que suelen tener”, explican. “Por ello, hemos hecho un ranking de las 7 que más alto tienen dicha yield. El resultado lo podemos ver en el listado que mostramos a continuación”.

Entre todas las compañías que han destacado solo hay una empresa eléctrica, Iberdrola, a la que el consenso le da un potencial de algo más del 12%.  En lo que va de año, las acciones de la eléctrica suben alrededor un 8%.

Iberdrola