A la energética le llueven palos por todas partes después de que el gobierno boliviano decidiera expropiarle cuatro filiales en el país andino. Hoy es recomendación de venta y registra caídas superiores al punto porcentual. 

Iberdrola retrocede más un 1,09% hasta los 4,09 euros cotizando con caídas la expropiación de sus cuatro filiales en Bolivia este fin de semana. El sábado Evo Morales anunció por sorpresa que nacionalizaba las distribuidoras de electricidad Electropaz de la Paz y Elfeo de Oruro y las empresas de servicios Compañía Administradora de Empresas Bolivia y Empresa de Servicios (Edeser), todas ellas propiedad de Iberdrola, alegando que cobraban más del doble a los consumidores de las zonas rurales. Esta semana el Ejecutivo boliviano y la directiva de Iberdrola se podrían reunir para pactar una indemnización por esta nacionalización. La eléctrica española pedirá una indemnización de 75 millones previsiblemente. 

Esto hoy despierta las dudas en los inversores y también en las casas de análisis. Así pues, Bankinter se pone la camisa de neutral en el valor (con precio objetivo en 4,10 euros) y Banco Sabadell toma la decisión de venderlo (con precio objetivo en 4,39 euros)

No obstante, estos retrocesos nos pueden situar en una posición más propicia para la toma de posiciones en niveles más seguros. Las últimas noticias han venido a dar el golpe de gracia al valor justo en la zona de los 4,13 euros, confirmando así el objetivo del tercer impulso alcista para volverse. Así pues, “plantearíamos incorporar la acción en nuestra cartera Premium si el precio retrocede hasta 3,70 euros. El suelo se encontraría en 3,67, mínimo de noviembre”, indica Luis Francisco Ruiz, analista de Estrategiasdeinversion.com.

COTIZACIÓN IBERDROLA EN 2012:




Pero a largo plazo la cautela se impone entre los brokers. Muestra de ello es que a un año vista el precio objetivo por consenso que recoge FactSet sitúa la acción de Iberdrola precisamente en los 4,20 euros.

En lo que va de año las acciones de Iberdrola se dejan un 13,71%, el doble de lo que pierde el Ibex 35:

COTIZACIÓN COMPARADA IBERDROLA vs. IBEX 35 EN 2012:



Éste viene a ser el último palo que le han dado a Iberdrola, pero el mes pasado la agencia de calificación Standard & Poor’s rebajaba un escalón su nota crediticia hasta 'BBB' (aprobado) con perspectiva estable tras la paralización en la titulización del déficit de tarifa por parte del Fondo de Amortización de la Deuda Eléctrica (FADE). Las eléctricas ya han transferido al FADE 7.000 millones de euros de derechos de cobro de los ejercicios 2010 a 2012, pero el Tesoro no ha logrado realizar colocaciones significativas. Por ello, la agencia de rating dio por hecho retrasos en la llegada de 3.022 millones de euros acumulados hasta septiembre que Iberdrola tiene pendientes de cobro del déficit de tarifa. Así pues, en el caso de la empresa dirigida por Sánchez Galán, S&P considera que no logrará que los fondos generados en operaciones sobre deuda superen el 20% de ésta, condición indispensable para mantener la nota de 'BBB+'. No obstante, para el corto plazo la agencia mantiene la calificación A-2 (notable) con perspectiva estable debido al fuerte perfil de liquidez del grupo y a su capacidad de acceso a los mercados y la financiación.

Además, sobre Iberdrola pende de un hilo otra guillotina tras el anuncio por parte de Bankia de la venta de sus participadas. Actualmente el grupo financiero posee un el 5,13 % de Iberdrola que heredó de Bancaja.

Recientemente, Iberdrola acordó la venta de su 20% en el gasoducto entre España y Argelia Medgaz a la empresa belga Fluxys por 146 millones de euros. El contrato contempla también la subrogación a Fluxys de un préstamo de 16 millones de euros -entre principal e intereses- que Iberdrola concedió a Medgaz.