El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, anunció hoy que Iberdrola Renovables tiene previsto invertir 3.000 millones de euros hasta 2010 y alcanzar los 13.600 megavatios (MW) de potencia instalada. Durante la presentación a analistas e inversores de la oferta pública de suscripciones (OPS) de Iberdrola Renovables, Sánchez Galán explicó que el objetivo es poner en operación 2.000 megavatios (MW) al año, que requerirán una inversión de unos 3.000 millones de euros, y alcanzar una potencia instalada de 13.600 MW en 2010 frente a los 7.342 MW con los cerró los nueve primeros meses de 2007.
A partir de esa fecha, afirmó Sánchez Galán, la cartera de negocios del grupo, que se situó en 41.266 MW a 30 de septiembre, permitirá mantener hasta 2014 el ritmo de 2.000 MW anuales. Por su parte, el consejero delegado de Iberdrola Renovables, Xavier Viteri, declaró que el objetivo es que tras la salida a Bolsa Iberdrola Renovables parta de una deuda neta "cero", frente a los 4.449 millones de euros con los cerró septiembre, lo que permitirá financiar con "flexibilidad" su "ambicioso" plan de crecimiento. Viteri destacó que el perfil de riesgo de la compañía es "parecido" al de una eléctrica con activos renovables. Los flujos de ingresos, añadió, son regulados y están en países estables, con marcos reguladores que ofrecen "protección" a las energías limpias. Sánchez Galán subrayó que Iberdrola Renovables "no es una burbuja, sino una realidad, que queremos que tenga el mismo apalancamiento que la matriz". El presidente de Iberdrola destacó que la visión pionera del sector de energías renovables proporciona "excelentes perspectivas" que permitirán reforzar el liderazgo de la compañía. También explicó que Iberdrola "no competirá con Iberdrola Renovables" y, en cuanto a futuras adquisiciones, indicó que "todo lo que tenga que ver con energías renovables lo hará Iberdrola renovables, y no la matriz". "En resumen, concluyó, nos encontramos en el sector adecuado en el momento oportuno". En la presentación de la salida a bolsa de Iberdrola Renovables intervino también José Ignacio Goirigolzarri, consejero delegado del BBVA, que posee un 7,7% de la compañía. Goirigolzarri calificó la operación como "una de las más importantes de los últimos años", y destacó lo bien posicionada que se encuentra la compañía en un momento de creciente demanda energética y de incremento en el precio de los combustibles fósiles. Iberdrola Renovables saldrá a bolsa el próximo 13 de diciembre a un precio que oscila entre 5,3 y 7 euros por acción mediante una oferta pública de suscripción (OPS), lo que supone valorar a la compañía entre 22.388 y 29.568 millones de euros. La oferta tendrá tres tramos: uno minorista y para empleados, equivalente al 20% de las 844,8 millones de acciones que saldrán a Bolsa, otro para accionistas cualificados españoles del 15% y uno internacional del 65%. En cuanto al calendario de la colocación de las acciones, el 11 de diciembre se fijará el precio definitivo de venta de los títulos.