Iberdrola Renovables obtuvo un beneficio de 156 millones de euros en el primer trimestre del año, un 37% más que en el mismo periodo de 2009, en un contexto de mejora de los precios de la electricidad, mayor eficiencia y contención de gastos financieros por reducción de costes.