Los grandes del Ibex se hacen notar en el extranjero. Esta vez ha sido Iberdrola, la que ha reforzado su presencia en Estados Unidos. La eléctrica ha cambiado el nombre a su filial Energy East, que ha pasado a ser Iberdrola USA. Un movimiento que dará más presencia a la compañía al otro lado del Atlántico. Por su parte, los expertos creen que el valor es una buena opción.
La diversificación es una buena forma de capear la crisis. Los pesos pesados del selectivo español han tomado nota de ese consejo y todos han expandido su negocio hacia América y Asia, sin olvidarse de Europa. Ésta vez ha sido Iberdrola la que ha movido ficha. La compañía ha anunciado hoy que va a cambiar el nombre a su filial estadounidense Energy East por Iberdrola USA, para aumentar así su visibilidad al otro lado del Atlántico. No obstante, la eléctrica mantendrá las denominaciones de las filiales de Energy East para no perder la familiaridad entre los clientes, según han asegurado fuentes de la propia compañía.

No obstante, hoy se ha conocido también que Iberdrola podría tener otro punto de mira en África. Según ha publicado la prensa, la compañía estaría sopesando adquirir una participación del 49% de un yacimiento de gas en Argelia. La eléctrica aún no ha confirmado la noticia. No obstante, desde Inverseguros no creen que Iberdrola esté buscando incrementar su inversión en este campo, “sino que simplemente trataría de obtener una ventaja en el suministro de gas para sus ciclos combinados”.

Atendiendo a los parámetros técnicos de la compañía, Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, asegura que “la compañía lleva una buena directriz alcista que la hace bastante fuerte”. Por tanto, el analista la considera una “buena opción”. Sin embargo, el experto advierte que, atendiendo a sus resistencias, “el valor podría tener dificultades en la zona de los 7 euros”.