Iberdrola registrará este año un resultado neto antes de extraordinarios "ligeramente superior" al del ejercicio pasado a pesar del entorno económico de crisis, con un total no "muy distante" al de 2008, al tiempo que el resultado bruto de explotación (Ebitda) crecerá entre un 5% y un 7%, según estimó hoy el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.

Igualmente, según dijo en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, la cotización de las acciones de la eléctrica se ha "más que duplicado" desde 2001, pese a que la situación de la Bolsa no está "boyante" en ninguno de los mercados.

Preguntado por las centrales nucleares, Sánchez Galán afirmó que todas las fuentes de energía son necesarias, y agregó en este sentido que en los momentos de crisis "hay que ser muy cuidadosos" con el uso de los recursos financieros.

Por ello, consideró que desprenderse de unas instalaciones "absolutamente válidas, productivas, seguras y que producen en unas condiciones de costes competitivos" para construir otras menos competitivas y más costosas "no es el camino para mejorar la productividad y competitividad".

En este sentido, según el presidente de la eléctrica, no es "razonable" cerrar centrales nucleares "seguras, bien gestionadas y auditadas por el Consejo de Seguridad Nuclear y por la Agencia Internacional de Energía Atómica con certificado de sobresaliente" por razones exógenas a la explotación. 

En lo que respecta a la construcción de nuevas centrales nucleares, Sánchez Galán señaló que se trata de un tema económico. "Si es necesaria la energía y económicamente los números salen, la decisión es clara", afirmó el presidente de Iberdrola, quien recordó además que debe existir un marco político que ofrezca una seguridad para realizarlas, como en el caso del Reino Unido.

Por otro lado, preguntado por el proyecto de Ley de Economía Sostenible, Sánchez Galán afirmó que "es un tema interesante" y que la compañía estará siempre al lado de cualquier medida que se traduzca en una planificación que ayude a crecer y desarrollarse de una manera "más eficiente, más sostenible y más limpia".

"Sin duda estamos absolutamente interesados, nuestro gran interés como productor de energía eléctrica es que se consuma energía de forma eficiente, pero que se consuma", dijo.

El presidente de Iberdrola consideró además que hay que dar un cambio al modelo productivo, teniendo en cuenta que ha habido uno "cortoplacista y especulativo" en muchos temas, con poca dedicación a la Investigación y el Desarrollo (I+D) y a las nuevas tecnologías.

"Tenemos que cambiarlo", afirmó Sánchez Galán, quien abogó por un modelo que tenga en cuenta cómo atraer capital, cómo formar el trabajo para que sea sostenible y cómo incentivar aspectos relacionados con las nuevas tecnologías para "abandonar" modelos tradicionales de creación de empleo.

ESPAÑA NO TIENE UN PLAN ENERGETICO "MUY DEFINIDO"

Por último, el presidente de la eléctrica consideró "algo exagerado" hablar de la existencia de un plan energético en España, teniendo en cuenta que en la actualidad el Parlamento ha pedido un debate para que se presente en el escenario 2020-2030.

"España no tiene un plan energético muy definido, hemos tenido algunos y nos los hemos ido saltando sistemáticamente", dijo Sánchez Galán, quien consideró necesario "una buena planificación" y deseó que "esto se produzca lo antes posible".

Desde su punto de visata, una política energética debe contemplar la parte de sostenibilidad, de medio ambiente, de dependencia exterior y la parte de costes. "Las nuevas tecnologías introducidas nos están llevando a unos cotes globales del producto energía tremendamente encarecidos", dijo.

Así, según declaró, la producción fotovoltaica en España con los planes aprobados será el 3% de la energía que se produzca en 2012, con un coste del 15%; la termosolar será el 2% de la energía con un coste del 8% y la eólica, un 18% de la producción con un 19% del coste.