Iberdrola ha dicho que invertirá los 2.000 millones de dólares que consiguió el martes en una emisión de bonos en seguir creciendo en Estados Unidos. En concreto, destinará el dinero recaudado a construir más parques eólicos en Estados Unidos, el mayor mercado del mundo para el sector eólico.