Iberdrola tiene previsto instalar 1.000 megavatios (MW) al año en Estados Unidos y dispone de proyectos para desarrollar otros 336 MW en Europa del Este, en los que invertirá unos 400 millones, confirmaron a Europa Press fuentes de la compañía. En el caso de Europa del Este, la eléctrica explotará parques eólicos en Polonia, Hungría y Estonia. Mientras en Polonia Iberdrola inauguró recientemente un parque de 40,5 MW y ha iniciado la construcción de otros de 69 MW, en Estonia se encuentra promoviendo la construcción del mayor complejo de estas características en el país, de 150 MW. Los objetivos del grupo en Estados Unidos quedarán plasmados en el plan estratégico que la compañía prevé tener cerrado a finales de septiembre, en el que se establecerán previsiblemente las líneas de actuación de la eléctrica hasta 2010.