Iberdrola instó hoy a los gobiernos a llegar a un acuerdo en la Cumbre Mundial de Cambio Climático para establecer una estrategia común contra el cambio climático a partir de 2012, año en el que finaliza la vigencia del protocolo de Kioto. Según informó la compañía en un comunicado, los gobiernos deben aprovechar esta cita para sentar las bases de una nueva economía "verde" que estimule las inversiones medioambientales responsables. Iberdrola cree que las soluciones que se definan en esta cumbre, que se celebrará en Copenhague en diciembre de este año, deben centrarse en asegurar la adopción de medidas que reduzcan "de forma drástica" la emisión de gases contaminantes a la atmósfera, al tiempo que impulsan las energías renovables. Asimismo, la empresa considera que también tienen que desarrollarse los mecanismos que ayuden a los países en vías de desarrollo, a fin de adaptarse a los efectos del cambio climático.