El organismo de competencia de Portugal ha aprobado la transferencia de gestión de dos centrales hidráulicas en Portugal a la compañía eléctrica española Iberdrola durante cinco años, dijo la compañía. La compañía ganó un concurso de la eléctrica Energias de Portugal , o EDP, para gestionar las centrales y vender energía eléctrica entre el próximo 1 de abril y el 31 de marzo de 2014. Las centrales en el río Mondego tienen una potencia conjunta de 360 megavatios.