Iberdrola está participando en el consorcio que promueve el proyecto para el desarrollo en los próximos años de la infraestructura necesaria para la implantación de coches eléctricos en la ciudad escocesa de Glasgow, anunció hoy la compañía. La eléctrica, que considera el proyecto un referente en el uso del transporte sostenible, participa en la iniciativa a través de su filial ScottishPower. En concreto, se hará cargo del diseño y la construcción de los puntos de carga de los coches eléctricos.