Iberdrola ha confirmado que ha presentado ante la Comisión Europea una queja contra EDF y el Estado francés acusándoles de blindar la posición de dominio del grupo energético galo en la producción de energía nuclear. Un portavoz de Iberdrola confirmó que la eléctrica vasca acusa a EDF de prácticas monopolísticas respecto a la energía nuclear y denuncia a Francia por infringir el artículo 86 del Tratado de la Comunidad Europea aprobando medidas que otorgan una 'ventaja competitiva sustancial' a EDF y 'blindan de forma inexpugnable' su posición.
Asimismo acusa al grupo galo de vulnerar el artículo 82 del Tratado por estrechar los márgenes de sus competidores en el mercado minorista y de restringir y retirar capacidad disponible en el mercado, así como de suscribir contratos de suministro en exclusiva y a largo plazo con consumidores industriales. Se trata de la quinta acción emprendida por Iberdrola contra Francia y EDF en los organismos europeos, además de pedir ante el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Bilbao medidas cautelares contra EDF si no aclaraba si había iniciado o preparando la compra de Iberdrola y si actuaba en solitario o con terceros. Las especulaciones en los medios situaban a EDF en conversaciones con Actividades de Construcción y Servicios SA (ACS) por una posible opa sobre Iberdrola.