Iberdrola planea comprar el 50% que no aún no posee del ciclo combinado de Tarragona, con una capacidad de 400 megavatios, a la alemana RWE, según informa Expansión. Por el momento, Iberdrola no ha querido desvelar el precio de la transacción.