El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha afirmado que la participación que tiene la eléctrica en el fabricante de aerogeneradores Gamesa tiene carácter "estratégico" y reiteró su intención de continuar siendo su principal accionista. No obstante, la compañía tiene previsto hacer caja mediante la venta de activos no básicos que podrían reportar a la firma cerca de 3.000 millones de euros.
En la rueda de prensa en la que presentó el Plan Estratégico 2008-2010, Sánchez Galán explicó que Gamesa tiene un papel destacado en los planes de expansión de la compañía en el negocio eólico y descartó que forme parte de los activos que tiene previsto vender para financiar su nueva estrategia. Iberdrola tiene una participación directa en Gamesa del 18,25 por ciento, aunque su peso total se eleva hasta el 24,4 por ciento si se tiene en cuenta el paquete de Corporación IBV, sociedad participada conjuntamente por la eléctrica y el BBVA. La compañía avanzó hoy que tiene previsto hacer caja mediante la venta de activos no básicos que le reportarán unos 3.000 millones de euros. Sánchez Galán eludió pronunciarse sobre la posible venta del 4 por ciento que tiene en la portuguesa Galp y del 9,5 por ciento que controla en Energías de Portugal (EDP) y se remitió a lo dicho por el director Económico Financiero, José Sáinz Armada, durante la conferencia de analistas previa. Sáinz Armada señaló que la desinversión de activos dependerá del momento del mercado y se hará cuando se considere más oportuno. La eléctrica dispone de una cartera industrial e inmobiliaria con un valor de mercado superior a los 6.000 millones de euros que le reportarían unas plusvalías por encima de los 4.000 millones de euros.