Los títulos de Iberdrola caen cerca de medio punto porcentual a su regreso al parqué, después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores(CNMV) levantara la suspensión que pesaba sobre las acciones desde la tarde de ayer tras la decisión de la Comisión de Nueva York de posponer su decisión sobre la compra de Energy East. El regulador de los servicios públicos neoyorquinos tenía previsto anunciar ayer si autorizaba una operación valorada en 6.400 millones de euros (unos 9.400 millones de dólares), que se prevé que salga adelante con condiciones.
En su primer cambio tras regresar al parqué, los títulos de Iberdrola se situaron en 8,16 euros, frente a los 8,20 euros a los que cotizaba a las 16.30 horas de ayer, cuando fueron suspendidos de negociación por el supervisor de los mercados bursátiles. Poco después se conoció que la Comisión de Servicios Públicos de Nueva York decidió posponer hasta el próximo 3 de septiembre la reunión para emitir el dictámen definitivo sobre la compra de la estadounidense Energy East por la española Iberdrola. El regulador de los servicios públicos neoyorquinos tenía previsto anunciar ayer si autorizaba una operación valorada en 6.400 millones de euros (unos 9.400 millones de dólares), que se prevé que salga adelante con condiciones.