Iberdrola ha salido al paso de las fuertes oscilaciones de la acción en bolsa provocadas por rumores de concentración asegurando que no está negociando actualmente ninguna operación corporativa y matizando además que no mantiene conversaciones con Gas Natural. En un comunicado enviado a la CNMV, el grupo afirma que 'no está negociando ningún acuerdo relevante de adquisición o integración corporativa con empresa alguna' y 'en particular no está manteniendo ningún tipo de negociación o conversación de integración corporativa con Gas Natural ni con ninguno de sus accionistas', entre los que figura la petrolera Repsol YPF.
Ayer la eléctrica vasca sufrió fuertes ventas en los últimos minutos de negociación, cerrando con un descuento del 9,14% a 8,45 euros después de haber rebotado un 7,8% el lunes con unas declaraciones del presidente de Repsol, Antonio Brufau, sobre Gas Natural, y entre especulaciones relacionadas con EDF. En otro orden de cosas, Expansión publica hoy que Iberdrola ha firmado un contrato de 875 millones de euros con Scottish Coal para la compra de carbón a esta compañía durante un periodo de cinco años.