Iberdrola ha finalizado la construcción de cinco líneas subterráneas de media tensión en la zona del Grao de Castellón, fruto del convenio firmado entre la compañía y la Autoridad Portuaria de Castellón para el desarrollo de infraestructuras energéticas que doten de suministro eléctrico a la nueva Dársena Sur del recinto portuario, según informaron  en un comunicado fuentes de la empresa. La puesta en servicio de estas instalaciones posibilitará que se atienda la demanda de energía de las industrias de la nueva zona de expansión del puerto, que han realizado peticiones de suministro que suman unos 35.000 kilovatios, explicaron las mismas fuentes. Asimismo, indicaron que los trabajos se han sobredimensionado en previsión de futuras nuevas demandas de energía para la Dársena Sur.