Ibercaja obtuvo en el primer semestre del año un beneficio neto de 119,2 millones de euros, un 24,49% menos que en junio de 2008, tras destinar 84 millones de euros a provisiones voluntarias. A la vez, contuvo la mora en un 2,92, dos puntos por debajo de la media del sector de las cajas (5,02%) y aumentó la cuota de mercado en créditos y en recursos de clientes. Estos resultados, facilitados hoy por la entidad, fueron acompañados del fortalecimiento de los pilares estratégicos de la Caja, que alcanzó un 'core capital' del 8,81%, el segundo entre las quince mayores entidades financieras españolas, y se posicionó como la tercera en liquidez, al atesorar en balance un 7% del activo.