La entidad alemana ha anunciado pérdidas de 5.460 millones de euros en 2008. Hypo (HRE) también ha señalado que el Estado germano tomará una participación del 8,7% del capital, un primer paso para su nacionalización. Durante este mismo mes, el ministro de finanzas de Alemania, Peer Steinbrueck aseguró que el gobierno del país pretendía llevara cabo en abril una ampliación de capital enla entidad crediticia.
Una acción que, en caso de fracasar, podría verse seguida de la nacionalización del banco. El mes pasado la Administración alemana aprobó un proyecto de ley para permitir la nacionalización forzosa de entidades y dejó claro que haría uso de los nuevos poderes con HRE si fuera necesario.