La banca inglesa HSBC ha recortado la evaluación de los valores de Volkswagen. Los títulos han pasado de neutral para infraponderar, bajo la previsión de que los resultados de ventas del fabricante aleman pueden deteriorarse.