HSBC ha mejorado el precio objetivo de Gamesa desde los 29 euros hasta 37.5 euros por título. Además el banco de inversión ha reiterado la nota de sobreponderar al considerar al valor uno de los favoritos dentro del sector eólico, junto con la británica Clipper. El historial de crecimiento consistente y su rentabilidad hacen de Gamesa una excepción entre las compañáis cotizadas que se dedican la fabricación de aerogeneradores