La entidad HSBC ha elevado el precio objetivo de Telefónica hasta los 26,9 euros desde los 22,5 euros estimados anteriormente. Además ha mantenido su recomendación de ponderar los títulos de la operadora. La compañía que preside César Alierta cerró la sesión con un recorte del 0,14% hasta los 21,51 euros.