Hoy termina el plazo de presentación de la declaración de la renta 2008, así como el de modificación y confirmación del borrador, en una campaña en la que Hacienda prevé recibir 19.075.000 declaraciones. La declaración del IRPF es obligatoria para quienes obtengan rentas a partir de 22.000 euros brutos anuales cuando procedan de un único pagador, o de varios pagadores siempre que el importe percibido del segundo y restantes, por orden de cuantía, no supere los 1.500 euros anuales.