Las obligaciones subordinadas necesariamente convertibles de Banco Sabadell comienzan hoy a cotizar en el Mercado Electrónico de Renta Fija de las Bolsas de Valores de Barcelona, Madrid y Valencia. La entidad catalana colocó en julio 500 millones de euros de este tipo de producto, que le permite apuntalar sus niveles de solvencia.