Hochtief, grupo constructor alemán controlado por ACS, ha revisado a la baja su previsión de beneficio para el ejercicio 2012, como consecuencia de la rebaja que previamente ha realizado su filial australiana Leighton.

Así, la firma germana mantiene su previsión de salir de "números rojos en 2012, si bien estima que su resultado neto se situará en el entorno de los 180 millones de euros, frente a la estimación inicial de que sumaría un importe ligeramente inferior al beneficio neto récord de 288 millones de euros de 2010.

Asimismo, Hochtief que consolida en las cuentas de ACS rebaja su previsión de beneficio para 2012, afectado por su filial australiana estima que su resultado bruto será inferior a los 550 millones de euros, frente a la previsión inicial de sumar un monto algo por debajo de los 757 millones de 2010.