Finalmente un tribunal holandé ha declarado de manera oficial la quiebra del banco DSM, que había sido objeto de varios intentos de rescate por partel del Gobierno de los Países Bajos.