La mayor compañía constructora alemana, Hochtief, subió en 2008 el beneficio neto hasta 175,1 millones de euros (236 millones de dólares), un 24,4 por ciento más que en 2007 pese a la crisis financiera. Según informó hoy la empresa germana, en la que la constructora española ACS tiene un 30 por ciento, la entrada de pedidos mejoró el pasado ejercicio un 7,5 por ciento, hasta 25.280 millones de euros (34.128 millones de dólares), por el aumento de la demanda en la región de Asia y el Pacífico y América. El número de pedidos cayó en 2008 un 20 por ciento en Alemania (2.550 millones de euros) pero subió un 11,9 por ciento en el extranjero (22.730 millones de euros). El presidente de la compañía, Herbert Lütkestratkötter, se mostró satisfecho con estos resultados ya que alcanzaron los pronósticos para 2008.