Hershey sigue estancada y no ha sido capaz de ensamblar una oferta de compra por Cadbury, dicen fuentes al tanto, lo que probablemente deja a la empresa británica de chocolates con pocas alternativas ante la oferta hostil que recibió de Kraft FoodsLos ejecutivos de Hershey y el fondo benéfico que controla al fabricante de chocolates han estado considerando sus alternativas desde que hace un mes Kraft hizo público su interés por Cadbury. Aun así, hasta ahora no tienen financiación o un plan estratégico para una oferta, dijeron fuentes al tanto. Esto se debe en gran parte a que Hershey, que factura 5.000 millones de dólares en ingresos al año, es demasiado pequeña para respaldar la carga de deuda necesaria para hacer una oferta competitiva, agregaron estas personas. Hershey se da cuenta de que le faltan "varios miles de millones de dólares para igualar la actual oferta", afirmó una fuente.